Qué es

Los juanetes (hallux valgus) son una deformidad del dedo gordo, o del primer dedo del pie, que produce una protuberancia en el borde externo del mismo.

Las personas que nacen con huesos anormales en los pies son más propensas a que se formen juanetes. La afección puede llegar a ser dolorosa a medida que empeora la protuberancia ya que, en la base del dedo gordo, crece hueso extra y un saco lleno de líquido. 

Causas

Entre las causas que determinan la aparición de juanetes, los factores hereditarios son los más influyentes, aunque también pueden aparecer por reumatismos inflamatorios o por otras enfermedades del pie como los pies planos o los pies cavos.

Las mujeres son más propensas a sufrir juanetes que los varones. Esto se explica porque los tacones altos (a partir de 4 cm) pueden agravar el juanete, así como un calzado demasiado estrecho en el antepié (parte anterior del zapato).

Síntomas

Las características de los juanetes son:

  • El dedo gordo rota en dirección hacia los otros dedos y se puede llegar a montar sobre el segundo dedo.
     
  • El paciente siente dolor sobre la articulación donde se localiza el juanete y que empeora con la presión de los zapatos.
     
  • La piel presenta un aspecto calloso y enrojecido a lo largo del borde interno del dedo gordo y una protuberancia en esta zona. 

Prevención

Para poder prevenir la aparición de juanetes, los expertos recomiendan que el paciente utilice zapatos flexibles, sin demasiado tacón. Es aconsejable que sea un calzado que se adapte al pie sin que tenga una punta demasiado estrecha.

También es importante someter a los pies a baños de agua templada y sal para reducir la inflamación y utilizar apósitos que reduzcan la presión sobre el juanete si éste ya ha aparecido.

Los juanetes son una deformidad del dedo gordo, o del primer dedo del pie, que produce una protuberancia en el borde externo del mismo.

Tipos

Actualmente no existe una distinción en tipos de esta afección. 

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el diagnóstico se puede realizar con una mera observación del especialista.

Una radiografía del pie, además, puede mostrar un posible ángulo anormal entre el dedo gordo del pie y el pie y, frecuentemente, puede revelar el comienzo de artritis

Tratamientos

Si los juanetes no son dolorosos y no impiden utilizar el calzado, los especialistas aconsejan no operarlos. A veces se confunde la estética con la dificultad para calzarse. Cada pie requiere un tipo de zapato que se ajuste a sus características.

La operación por un problema de juanetes está indicada en aquellos casos dolorosos o en los que no permiten caminar con normalidad.

Existen más de 200 técnicas de corrección quirúrgica. El especialista determinará cuál es la más idónea en cada caso, dependiendo del grado de deformidad, de la edad del paciente o de la causa.

Entre las últimas novedades quirúrgicas, destaca la cirugía percutánea. Todavía no ha sido suficientemente probada, pero hasta el momento, los resultados son prometedores. Consiste en practicar pequeñas incisiones con las que se elimina el saliente del hueso. Se practica con cirugía ambulatoria (el paciente regresa a casa el mismo día de la operación) y se realiza con anestesia local.

Otros tipos de tratamientos no quirúrgicos también pueden ser útiles en la corrección del juanete. En algunos casos basta con la utilización de plantillas ortopédicas que se confeccionan a medida del paciente.


Otros datos

En el caso de los adolescentes, éstos suelen tener más problemas a la hora de tratar los juanetes que los adultos ya que, en algunos casos, puede ser resultado de un problema óseo subyacente.

La cirugía puede reducir el dolor en muchos pacientes pero no siempre. Es frecuente que, tras la operación, la persona tenga problemas para ponerse zapatos estrechos. 

Publicado: 29 de Febrero de 2016