La terapia de ondas de choque se aplica a menudo en medicina deportiva  por la curación de los tejidos blandos y su efecto regenerador. Así, el tiempo de recuperación después de las lesiones puede ser reducido al máximo. Las indicaciones más comunes son:

– Dolor en el hombro – calcificaciones, síndrome de pinzamiento.
– Codo de tenista – epicondilitis radial y cubital.
– Rodilla del saltador – tendinitis rotuliana.
– Espolón calcáneo – fascitis plantar.
– Aquilodinia.
– Dolor en las interpolaciones del ligamento de la corva.
– Dolor en la zona de la ingle.
– Entesopatías crónicas.
– Exostosis de las pequeñas articulaciones de la mano.
– Síndrome del tibial anterior.
– Puntos gatillo.
– Dolor de cadera.

¿ Que hacen las ondas de choque?

El mecanismo biológico de la aplicación de la terapia con ondas de choque en la zona musculoesquelética consiste en la estimulación de la expresión de los factores de crecimiento para el hueso, vasos, tendones y principalmente en el crecimiento de estructuras nuevas. Esto causa neovascularización y una mejora en el suministro de sangre al tejido tratado. estos efectos biológicos se han observado y documentado en el tendón, musculo, hueso y en el interfaz tendón-hueso.

Alternativa no invasiva a la cirugía
Beneficios de la terapia con ondas de choque:

– Rápida y efectiva
– Sin drogas y sin dolor 
– Sólo de 3 a 5 tratamientos necesarios
– Sin efectos secundarios

Las aplicaciones en fisioterapia están en su mayoría asociadas con el tratamiento del dolor crónico muscular y trastornos del tendón, la espalda y de cuello uterino y el tratamiento de puntos gatillo. 

Las aplicaciones ortopédicas de las ondas de choque se concentran en el tratamiento de las calcificaciones, exostosis dolorosa, diversas tendinitis y problemas de cicatrización en fracturas. La terapia de ondas de choque ofrece una alternativa en muchos casos cuando la solución quirúrgica parece inevitable. Los diagnósticos principales son:

– Hombro congelado 
– Periartritis humeroscapularis 
Fascitis plantar/ espolón calcáneo 
– Cambios artrósicos – síntomas secundarios 
– Aquilodinia
– Epicondilitis lateral y cubital

Publicado: 17 de Mayo de 2016 a las 10:16